La technología en la educación moderna

Back to Article
Back to Article

La technología en la educación moderna

FOTO COURTESIA DE KEN BACER/CREATIVE COMMONS

FOTO COURTESIA DE KEN BACER/CREATIVE COMMONS

FOTO COURTESIA DE KEN BACER/CREATIVE COMMONS

By Shaunice Thomas, CONTRIBUYENTE

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Traducción por Marisol Martinez Garcia, EDITORA DE ESPAÑOL
Los salones de clase de hoy no se parece en nada a las de décadas anteriores. Hace medio año, los salones de clase se llenaban con quince a veinte estudiantes compartiendo una pizarra y una maestra. El objetivo no era solo sobresalir en el mundo académico si no en todas las áreas, como matemáticas, lectura, escritura, historia y ciencia, sino también aprender a ser participantes activos e igual en nuestra democracia.
No había tecnología involucrada, lo que obligó a los estudiantes a estar conscientes y no ser descartados por elementos externos. Sin embargo, hoy estamos en una era de tecnología, donde su uso en los salones de clase ha mejorado los aprendizajes de los estudiantes, en lugar de obstaculizar su educación.
La tecnología ha encontrado un camino en salones de clase, como una herramienta positiva y útil. Ya sea una cámara de documentos o un proyector para ayudar a colocar hojas de trabajo o tareas en una manera visible para todos.
También se agregan televisiones para transmitir noticias de importancia, eventos y en algunos casos, la forma en que las escuelas anuncian eventos especiales y fechas importantes para recordar.
Algunas clases tienen “Chromebooks” para sus estudiantes, de modo que durante el tiempo de inactividad se les permite realizar actividades que se relacionan con su lección del día, así como una manera de tomar sus exámenes estandarizados de manera indeterminada. Otros salones de clases usan cámaras y equipos de video para ayudar con proyectos y tareas. En general, la tecnología se ha integrado en nuestras clases para mejorar.
Algunos se oponen a este punto de vista porque piensan que la tecnología no pertenece a las escuelas porque es una distracción, los estudiantes simplemente juegan en sus teléfonos y no prestan atención a la lección en cuestión.
En algunos casos, ciertos estudiantes se distraen, pero los maestros podrían llegar fácilmente a un acuerdo con los estudiantes dándoles un tiempo especial para el uso de la tecnología, incluyendo los teléfonos y tabletas, de modo que el resto del tiempo puedan seguir instrucciones, con las manos libres.
Los usos positivos de la tecnología en los salones de clase son demasiado grandes para dejarlos pasar. Es nuevo, este cambio, pero esta es una nueva era. Afortunadamente, con esta era en evolución, y una manera de ayudar a las personas del mañana es con la tecnología y a aprovechar sus diversos usos hoy en día.
Actualmente, la Universidad estatal de East Bay es un buen ejemplo para las demás universidades, ya que es una universidad que abarca la tecnología en sus salones de clase y en la escuela. El nuevo edificio “CORE” de CSUEB, que se espera sea construido para 2021, incluirá un centro de innovación y tecnología, que incluirá 500 espacios de estudio para estudiantes.