Políticas para la fuerza laboral de Estados Unidos

FOTO COURTESIA DE BRANDON MOWINKEL/UNSPLASH

Por Ethan Alonzo, EDITOR EN JEFE
Traducción por Griselda Amador, EDITORA DE ESPANOL
Las políticas definen la temporada electoral. Donde quiera que mire, ya sea mirando televisión, leyendo periódicos o comerciales de Youtube que anuncian políticas. Con un objetivo en mente, con la esperanza de obtener el apoyo de los votantes.
Las políticas que los candidatos usan para anunciarse pueden hacer o deshacer una campaña. Conocer a su público objetivo y comprender lo que el pueblo estadounidense necesita en ese momento es la estrategia que los candidatos tienen en común.
El candidato presidencial Tom Steyer es un candidato que entiende bien esta estrategia. Cuando se le preguntó por qué el recinto de Bellagio tenía tanta importancia para la campaña de Steyer, su hijo Samuel Steyer dijo esto.
“El principal partidario de mi padre siempre ha sido la clase trabajadora”, dijo Samuel Steyer en una entrevista.
El propio Tom Steyer se presentó en el sitio del caucus momentos después y elaboró más sobre sus objetivos para ayudar a la clase trabajadora y a las áreas de bajos ingresos.
“Deshágase de los obsequios para los ricos. Consideraría los ingresos por inversiones de la misma manera que los ingresos ganados para las personas que van a trabajar por la mañana “, dijo Tom Steyer cuando le preguntaron sobre la igualdad de ingresos entre las áreas de ingresos altos y bajos. “También pondría una reducción de impuestos del 10% a cualquiera que gane menos de $ 250,000. Creo en un salario digno completamente diferente y una estructura tributaria completamente diferente “.
Sin embargo, a medida que avanza el cronograma de las elecciones, los votantes tienen que tomar una decisión sobre a quién apoyar cuando su primera opción tiene que abandonar, surge una decisión difícil: ¿a quién apoyar después?
Paul Anthony, un empleado de 53 años de Bellagio, conoce muy bien este sentimiento.
“Apoyo a Bloomberg pero no había señal para sus seguidores, así que fui a Bernie. La mentalidad de la mafia grupal es lo que lo hace difícil ”, dijo Anthony cuando fue entrevistado. “Quiero que mi voto cuente. Solo quiero a alguien que pueda vencer a Trump, así que no me importa quién sea “.
El objetivo final de estas elecciones es encontrar a alguien que pueda reconstruir un país que de otro modo estaría dividido. El individuo que muestre la capacidad de manejar una tarea tan desalentadora es a quién intentan encontrar estas elecciones. A medida que los candidatos abandonen la carrera uno por uno, el apoyo de los candidatos que quedan en pie solo crecerá. En lugar de dividirnos en un debate tras otro sobre quién es el mejor para dirigir nuestro país, ¿no deberíamos centrarnos en la recuperación?
Recuperación de las cicatrices dejadas por discusiones sobre ideales. La recuperación de las guerras arrasó con la ganancia monetaria. Recuperación de las leyes de inmigración que separan a las familias. Recuperación de los últimos cuatro años.